miércoles, 16 de julio de 2008

Olvidé algunas palabras...

Caminando con un mismo sueño en mente
Vaya manera de querer que sucedan las cosas
Siempre lastimando a los demás.
Y esas risas burlonas y los silencios incómodos que se hacen frecuentes entre el y yo, son solo una manera de separar los mundos y tomarnos como algo serio.

Con mis ojos a medio dormir y un extraño sabor a jugo de naranja en la boca
Intento recordar lo que escribí
Y el sincero coraje de saberlo perdido.
La tarea inconclusa y confusa siempre igual no me deja pensar.
Los libros sin leer que me llaman a los lados opuestos del escritorio
Mi diario con un trauma mas, y aun me faltan muchos sin recordar.
La soledad en las habitaciones.
Los ruiditos debajo del sofá y ese extraño sentimiento de sentirme sola sin estarlo.

Mis dedos escriben al ritmo de los dedos en el piano
Y las “novelas” sin terminar hablando siempre de lo mismo
De mi mente podrida... me hacen pensar en cosas sin sentido que olvidaré en un ataque de nervios, cuando mi mente se colapsa y surgen esas ideas tan extrañas y vagabundas que vienen y se van, para no volver nunca mas, dejándome ligeros sentimientos y emociones que no logro comprender...


Sera después, cuando él no esté tan cansado y mi mente deje de escupir palabras sin sentido.
Nada me costo volverlo a armar.
No es el mismo, si no una copia mala de lo que intento expresar.
Será después cuando un motivo bueno me de la suerte de volver a escribir
Tal vez no como antes.

Será después, cuando mi mente no este tan cansada
Cuando mi boca no tenga ese extraño sabor.
Cuando mis sueños no sean un deseo ficticio de mi mente descompuesta…
Cuando haya menos paranoia dentro de mi.

Ese día, entonces podre descansar...


EM

2 comentarios:

Kare dijo...

Me gusta la intensidad de tus palabras...

EL DIARIO DE NIDIA dijo...

todo plasmado en sentimiento.

abrazos